Skip to main content

Presencia en internet: el ABC de un negocio en la red.

By 28 septiembre, 2020septiembre 29th, 2020Diseño gráfico

La presencia en internet es algo crucial. Así nuestros datos de contacto, nuestros sevicios, quienes somos o donde estamos tienen que ser accesibles desde un medio global y con presencia constante.

El mundo online proporciona un escaparate único donde mostrarnos. Porque esa exposición es una herramienta poderosísima para captar a nuestros clientes. Aquello que une la presencia online y aquelos detrás de la pantalla son principalmente dos tipos de herramientas: buscadores y redes sociales.

Presencia en internet: el ABC de un negocio en la red.

Como parte de la estrategia online el pilar fundamental es el sitio corporativo. Toda la actividad generada gravita en torno a él. Quién sabe si el día de mañana la red social Tal o Cual cambiará su forma de funcionar, dando al traste con todo el trabajo y esfuerzo generado. Un sitio web es el centro de la información online y hoy por hoy no tenerlo es un error.

De igual modo no se puede tener presencia online y no tener actividad en la red. El valor generado es importante. Hay que verlo como un legado que en un futuro puede darnos beneficio.

Sí a las redes sociales.

Todo el mundo conoce ya a Google, Facebook, Twitter y Instagram. Esos son los cuatro pilares de las redes sociales en la península.

Cada uno de ellos tiene aplicaciones diferentes: Google para capturar tráfico, Facebook para tener contacto con la franja de 25-49 años, Instagram para tener contacto con la franja de 18-24 años, y Twitter permite llegar principalmente a aquellos que usan el smartphone como herramienta principal.

Esto es a grandes rasgos una definición de los usos de las redes sociales más habituales. Construir una audicencia entorno a una red social requiere tiempo y recursos. Ambas cosas se pueden traducir como dinero. Unos recursos que nos permitiran destacar por encima de los demás.

Presencia en internet: el ABC de un negocio en la red.

No tengas prisa.

Las prisas no son buenas consejeras. Si bien hay páginas que indican que cada red social tiene su ritmo es importante recalcar que construir una comunidad no es algo de unos días. Se estima que el plazo mínimo para tener una comunidad consolidada es de tres a cuatro meses. Hay algunas que tardan años.

Así que ya sabes, si quieres planear tu presencia online en internet cuéntanos qué quieres y te ayudaremos a conseguirlo.